La cuarentena como una oportunidad

Las últimas semanas no han sido fáciles. A causa de la cuarentena, miles de familias alrededor del mundo hemos tenido que adaptarnos a un nuevo ritmo de vida al mantenernos alejados de nuestra familia y amigxs, sobre todo dejar de hacer lo cotidiano y estar literalmente encerrados.

WhatsApp Image 2020-04-02 at 21.33.59

Sé y soy consciente que atravesar esta crisis es duro para todxs; por ello, centrarnos en lo bueno nos puede ayudar. Aquí hablo desde la experiencia de mis amigxs, mi familia y mis pacientes quienes están ganando y disfrutando un tiempo invaluable con todas las personas que aman. O si estas solx, tiempo para encontrarte a ti mismx. Tiempo que el día a día no suelen tener, y que la rutina no nos permite valorarlo.

Por eso quiero escribir desde un punto de vista distinto al que escuchamos sobre la cuarentena, un punto de vista desde la oportunidad y no de la pérdida.
En ese sentido, este tiempo que nos regala la cuarentena a nivel mundial permite que muchas familias al permanecer en casa estemos reconociéndonos, compartiendo tiempo juntxs y, sobre todo valorando a quienes más nos importan y puedan retomar el tiempo de calidad que el ritmo de vida actual no lo permite. Algo que quisimos, pero tal vez el día a día no lo permitió.

La cuarentena, también nos ha obligado a recordar algo que muchas veces solemos olvidar, todxs estamos juntxs en esto. Vivimos en el mismo planeta, podremos provenir de distintos países, de distintas culturas, creencias y religiones; pero ahora, es momento de entender que protegiéndonos mutuamente es como saldremos adelante. Desde ya, ver cómo nuestro planeta empieza a revivir, al ver que la contaminación disminuye y, ver animales donde habían desaparecido es algo que estamos logrando como un gran equipo y estará en nosotrxs mantener este increíble e inesperado cambio.

En medio de la incertidumbre, hemos visto nacer iniciativas entre vecinos y amigos, como salir aplaudir, agradecer a quienes siguen dando todo por nosotrxs o el hecho de armar canastas para las personas del servicio de limpieza pública. Esto es algo que solo se veía en navidad.

Además, realizar reuniones vía online o celebrar un cumpleaños a distancia, todo esto nos hace ver que pueden surgir cosas buenas, que no todo es malo y así poder sentirnos acompañados, pese a estar distanciados físicamente.

Algo que también nos está dando la cuarentena, es el valorar las pequeñas cosas, tanto las que hoy tenemos, como las que no. A ser agradecidos y darnos cuenta de que incluso en medio de estos momentos llenos de angustia e incertidumbre, hay cosas que pueden no parecer tan grandes, pero que si observamos con atención tienen mucho valor.

Así que lo mejor que podemos hacer ahora, es enfocarnos en lo que tenemos y en quienes están a nuestro lado. Estamos teniendo una oportunidad maravillosa que es el tiempo con nuestros hijxs para sentir sus abrazos, jugar, reír, aprender con ellos, escuchar esas preguntas inocentes llenas de curiosidad e inocencia y recibir sus muestras de cariño. Por otro lado, las llamadas telefónicas a aquellos que no están a nuestro lado, tiempo para disfrutar de una película o un café en horarios que antes ni se nos hubiera ocurrido, una conversación con nuestros padres y el simple hecho de almorzar todxs juntxs. Que abuelxs y nietxs se encuentren en horas distintas y no solo cuando los nietxs volvían del colegio, claro para los que tienen la suerte de vivir juntos y para los que no viven juntos el ver cómo se vuelven aliados de la tecnología para poder conectar con sus nietxs es un regalo increíble.

Y también, aprovechemos el tiempo que hoy tenemos para darle valor a aquello que en este momento no podemos tener como el ir a la playa, la libertad de salir, las pequeñas conversaciones con los compañerxs de trabajo, disfrutar de pasear a tus perros, los momentos con nuestros amigxs, la sonrisa de un extraño al coincidir por la calle son cosas que muchas veces damos por sentado, pero hoy no podemos tener.

Así que aprendamos las lecciones que esta cuarentena nos está y seguirá dando. No estemos preocupados y estresados viendo que hacer para mantenernos ocupados. Al contrario, intentemos ver el lado positivo de esta coyuntura, relajémonos con nuestras familias haciendo lo que nos nazca y deseemos hacer. Disfrutemos de lo que nos regala el día a día como el delicioso sonido la lluvia por la noche. Disfruta de cosas tan sencillas como respirar y perderte en el silencio de tu imaginación.

Quiero aclarar que este texto fue escrito por un colega y muy querido amigo, además de excelente psicólogo, a continuación pueden ver sus datos de contacto por si desean una consulta online.

Lic. Luis Salhuana Torres

Psicólogo – psicoterapeuta

Facebook: luissalhuanatorres
Instagram
@lspsicoterapia

La salud mental y la cuarentena

Quisiera decir que lo que voy a escribir va a ayudar a quien sea que lo lea a sentir calma. Pero la verdad es que no lo sé,  lo dudo mucho porque no puedo proyectar en un texto algo que no siento.

El aislamiento obligatorio ha empezado a afectarnos. Escuchamos que esto es lo mejor y que dos semanas más no son para tanto, pero creo que tenemos derecho a dejar que las emociones negativas que sentimos afloren. Esta situación sin precedentes, que de la noche a la mañana nos privó de la rutina a la que nos habíamos acostumbrado, está obligando a que nos enfrentemos a la incertidumbre, la tristeza, el miedo y no está mal, no significa debilidad.

giphy

Estamos viviendo una crisis colectiva, que terminará, sí, pero no sabemos cuándo y ahora mismo, no tenemos el control de ello. No tenemos el control de nada. Seguro si miramos hacia atrás, veremos cómo hace un mes nos inventábamos excusas para no salir, pensábamos que nos caería bien el estar en casa y descansar. Y ahora sólo miramos por la ventana esperando que los siguientes días pasen rápido, recién estamos en el día 14.

Añoramos volver a la normalidad. Pero, realmente la normalidad era tan linda como pensábamos? O este tiempo nos ha obligado a enfrentar pensamientos que ya rondaban nuestra cabeza y no son nada lindos? De verdad, podríamos hacer como que estos días no existieron? Yo no podría, tampoco quiero hacerlo. Mi corazón late rápido por muchas horas, mi horario de sueño se ha desordenado por completo, me sudan las manos todo el día. No he llorado hasta hoy, ni he visto la calle desde el día en que me fracturé el pie, antes de que empiece la cuarentena.

giphy-1

Igual, tengo claro que de alguna forma, este momento es lo que tenía que vivir para valorar la estabilidad mental de alcancé, para pensar en que esperé por 8 meses a Valeria y sólo he podido verla dos veces desde que nació y pronto cumplirá un mes, para extrañar entrar a la oficina y oler el café del kitchenette hasta mi sitio. Y créanme que reniego de todos los planes que postergué, de los deliverys que no pedí, de las visitas que no hice, las conversaciones que me perdí por estar mirando el celular, de todo lo que pospuse pensando que tenía todo el tiempo del mundo para hacerlo.

giphy-2

Este domingo interminable….me hace pensar en quienes tenemos diagnósticos de salud mental, que requieren atención que no hemos podido recibir. Muchos necesitábamos una nueva receta para comprar los medicamentos que tomamos para que nuestro cerebro intente trabajar de la manera adecuada. En lo que va de cuarentena, he recibido mensajes a Instagram en los que me dicen que necesitan una atención urgente, al menos online. Así puedo confirmar que no soy la única que piensa que tendrá su siguiente aislamiento en un Hospital Psiquiátrico.

giphy-3

No sé si este post, estará bien o mal, no sé cómo se sentirán al leerlo o si ya perdí las pocas habilidades que tenía para transmitir aquí lo que sentía. No sé si estará bien publicarlo porque la única conclusión a la que me hace llegar es a que no estoy tan bien como pensaba. Tal vez sí, al menos a modo de catarsis para no empeorar en los siguientes días.

“Estamos en una crisis, podemos comer todo lo que queramos, podemos engordar, podemos no ser tan productivos como quisiéramos, no está mal solo enfocarnos en sobrevivir hasta que la crisis se termine”

 

Más tóxico que Chernóbil

Durante todo el año que pasó, sin querer, la vida me dio muchas oportunidades para aprender sobre relaciones tóxicas. No solo por experiencia propia, sino también por personas cercanas a mí que empezaron a vivirlas.

Y la verdad es que no hay mejor frase para resumirlo que: “Si te hace daño, no es amor”. Y no sólo hablo de las relaciones de pareja, también me refiero a amistades que se han vuelto disfuncionales, familiares con quienes no compartimos más que el apellido o compañeros de trabajo con quienes no faltan las sonrisas forzadas.

giphy

Cualquier ambiente puede volverse tóxico, desde una oficina hasta una casa, cualquiera de nosotros, bajo ciertas circunstancias puede tener una actitud inadecuada que empiece este ciclo de nunca acabar. Y lo más difícil, este ciclo del que es casi imposible salir.

Y no amigos, no es normal ni saludable dormirnos llorando por no saber qué hemos hecho mal, no es normal sentir que damos más de lo que recibimos, no es normal vivir sólo esperanzados en que las cosas cambiarán y será la última pelea . No está bien que nuestro estado de ánimo dependa de cómo nos trata la otra persona de la que esperamos cariño y comprensión. No está bien perdernos, dejar de lado lo que nos gusta hacer porque al otro no le gusta, hacer cosas que no queremos hacer por miedo a que “ya no nos quieran”, no podemos realmente querer a nadie si no empezamos por querernos y valorarnos a nosotros mismos, porque la relación más larga que vamos a tener, es con esa persona que ves todos los días en el espejo. Podemos perderlo todo, pero no a nosotros.

giphy-1

Las personas que te quieren y te valoran, estarán ahí para ti, haciéndote barra, haciendo esfuerzos para verte sonreír y no, no tienes que verlos todos los días, no tienes ni que hablar con ellos todos los días, basta con saber que ahí estarán cuando voltees a mirar. Quisiera decir que tu familia será quien estará en primera fila pero no siempre es así, y es algo que tenemos que aprender a aceptar y entender. Haber nacido con la misma sangre no nos convierte en amigos porque sí. Forzar las cosas solo empeorará todo.

No hay nada peor que ver cómo alguien a quien aprecias se adentra en las oscuras redes de una relación tóxica, pero tiene tan idealizada a su pareja que no importa cuántas banderas rojas le adviertan, cuantos consejos le des o cuantas veces  trates de hacerle ver lo que está pasando. Es como ver un choque en cámara lenta y conocer el desenlace desde siempre.

giphy-2

Si piensas que podrías estar en una relación tóxica (Con quien sea) aquí algunos signos:

  • No te aceptan como eres, todo el tiempo te dicen que cambies o que deberías hacer las cosas de otra forma.
  • A pesar de que no lo digan directamente, se muestran molestos o inconformes cuando haces algo distinto a lo que esperaban. No te sientes libre de elegir lo que quieres hacer.
  • Tu autoestima y salud mental se ven afectados, empiezas a sentir ansiedad de lo que podría pasar porque dejas de tener el control de tus propias emociones.
  • Te juzgan por cosas que hiciste antes, no te dan la oportunidad de demostrar cuanto puedes crecer.
  • No notan ni se disculpan por los errores que cometen o peor aún, de alguna forma te culpan por ellos.
  • No muestran empatía sobre cómo te sientes, no se ponen en tu lugar y como dicen, hacen la ley del embudo…con la parte más pequeña para ti.
  • Te chantajean emocionalmente y te hacen sentir culpable por errores mínimos.

giphy-3

He escuchado a más de una persona burlarse o minimizar la capacidad de discernimiento de quienes participan de este tipo de relación, pero no, aunque no lo crean cualquiera de nosotros podría terminar ahí. Es como si el aire que empezamos a respirar dentro de estas relaciones nos aturdiera y no nos dejara ver la realidad, para poder realmente verlo necesitamos salir de ese ambiente y volver a respirar aire fresco.

Lamentablemente el amor romántico que vemos en las películas, nos ha llevado al extremo de pensar que mientras más mártires seamos, más aguantemos, es porque el amor es más grande, que el amor se trata de sufrimiento, de renunciar a lo que deseamos y de todo lo que somos capaces de aguantar para poder conseguir nuestro final feliz.

encouragementquotes-inspirationalquotesaboutlife-inspirationalquotesmotivation-positivequotesforlife-quotesaboutmovingon-quotesaboutstrengthinhardtimes.jpg

El amor te libera o te potencia, las personas que te quieren te lo demuestran, no podemos vivir del recuerdo de “cuando la relación iba bien” porque nada nos asegura que eso volverá, el amor te invita a crecer, no te controla, es una relación horizontal en la que las necesidades de uno está al mismo nivel que las del otro. El amor es confianza, es darle a alguien el poder para destruirte, dejándote totalmente desprotegido al compartir tus sentimientos más profundos, pero saber que no lo hará porque te quiere. Una relación sana no es la que no tiene problemas, sino es una en la que ambas partes buscan una solución y no solo una oportunidad para jactarse de tener la razón.

Por eso este año he decidido dejar ir a las personas que no quieran compartir conmigo, por muchos esfuerzos que hice para mantener el vínculo (en caso sean familiares) o la amistad, el 2019 me enseñó que cuando alguien es amigo de verdad, sí está ahí. Y la prueba viviente es mi amigo Jordan, a quien le decía hermano desde que teníamos 13, luego de algunos años de altos y bajos en nuestra amistad (Porque #AdolescentesDramáticos) se fue a Australia y pensé que no volvería a verlo más, pero hace unos meses su mensaje me sorprendió y cuando nos vimos de nuevo pudimos retomar todo como si lo hubiéramos dejado en pausa por 10 años.

La vida hace lo posible por mostrarnos el rol que juegan los demás en nuestro día a día, pero es nuestra responsabilidad lo que hacemos con esa información. Y como siempre digo: prefiero tener 2 amigos de verdad, que 100 que sólo están para la foto.

Healing From a Traumatic Relationship - Blessing Manifesting

¿Por qué El Orgullo LGTBIQ+?

¿Sabían que el primer post que hice en el Fanpage del blog, fue sobre la comunidad LGTBIQ+? Y fue esta imagen:

Captura2

Porque OBVIA, es un tema que ha sido de mi interés desde que estaba en la universidad.

giphy

Cuando lo escribí, no tenía idea de que tendría tanto impacto. Quisiera decir que todos los comentarios que recibí al hacer una afirmación de este tipo fueron de apoyo y reflexión, pero eso…está MUY lejos de la realidad…

Captura3

A pesar de que han pasado casi 50 años desde que se retiró la homosexualidad del Manual Diagnóstico y Estadístico de Trastornos Mentales, la sociedad sigue discriminando, matando y agrediendo a la población LGTBIQ+. En nuestro país, lamentablemente este odio irracional se replica en todos los aspectos de la vida de la mayoría de personas que no son heterosexuales: no consiguen trabajo, son agredidos física o verbalmente en la calle, son rechazados por sus propias familias, sufren de bullying en los centros de estudios, entre otros.

giphy-3

Y por aquí vamos a ver más perlas de los comentarios que recibió la publicación…

Captura10

AHH OK, los homosexuales matan a las personas…porque no creen en la familia natural…La familia puede estar compuesta por una diversidad de miembros y no por eso deja de ser una familia.

giphy-2

Captura9

Y claro, no podía faltar el defensor de todos, que piensa que se le está dando demasiada importancia a la homofobia… El chiste se cuenta por sí solo.

Captura8

Y los religiosos presentes, pero el comentario sobre el sida realmente me hace pensar que necesitamos una mejor educación sexual para saber qué son las ITS y cómo se contagian.

giphy-1

Captura7

Captura6

Captura5

Captura4

Incluso los comentarios mencionan que el suicidarse no es consecuencia de la depresión, de un desequilibrio de neurotransmisores o de cualquier otra enfermedad REAL, sino es “fracaso emocional”.

giphy-4

Estuve muy cerca de eliminar esta imagen del muro de mi página de facebook, porque los comentarios llenos de rechazo y desinformación lograron hacerme pensar que mi blog no ayudaría a nadie, hasta que llegó este comentario (Creo que fue el único positivo):

Captura11

giphy-5

Luego de lo que has leído, si eres gay, lesbiana, transgénero o cualquiera de las iniciales del colectivo, ¿Por qué deberías sentirte orgulloso? ¿A qué se debe el orgullo? Es porque el orgullo es lo contrario a la vergüenza, porque a lo que todos queremos llegar es a la autoaceptacion (Menciono esto porque lamentablemente debido a que nacimos en una cultura donde a algunos “nos enseñaron” que el ser homosexual o transgénero “está mal” entonces puede que se rechace la orientación o identidad sexual, como homofobia internalizada). Además, gracias al orgullo y todo lo que representa, millones de personas pueden pararse juntas a exigir los derechos que les corresponden, la visibilidad que merecen.

Es lamentable el haber recibido todos los comentarios que expuse en este post? Sí. Pero quienes deberían sentirse avergonzados son quienes los escribieron.

Yo no pertenezco a la comunidad LGTBIQ+, pero me he relacionado a lo largo de mi vida con personas sobretodo lesbianas y bisexuales. He escuchado más de una vez la indignación que les causa que su orientación sexual sea tratada como “opción”…Sí claro con lo fácil que es ser gay en estos tiempos, seguramente es su decisión serlo. #Sarcasmo.

No necesito ser gay para entender la problemática de una minoría con la que convivo día a día, desde el voluntariado que realicé en It Gets Better Perú se abrió una puerta que no he querido cerrar, siempre dándole la importancia y espacio a la comunidad. Siempre luchando por sus derechos, desde conversaciones casuales de almuerzo corrigiendo términos, en redes sociales escribiendo notas informativas, dando consejería y acompañamiento virtual. Porque creo en una sociedad en la que todos merecemos ser felices sin ser señalados.

giphy-8

No quiero hacer de esto una tesis, pero dentro de todo lo que me refutaban los intolerantes, estaba que no había citado la fuente de información así que aquí la cito, según Reisner en un estudio realizado en el 2015, de acuerdo a un estudio, más de un tercio de las personas transgénero ha considerado suicidarse y una de cada cinco ha tenido un intento real para conseguirlo. (Pondré abajo las fuentes, así como muchas muchas más para que puedan leerlas y tener más conocimiento sobre el tema, soy la peor citando y espero que mi asesor de tesis no lea esto nunca)

Las personas de la comunidad LGTBIQ+ tienen el doble de posibilidad de tener ideación suicida, y cuatro veces más posibilidades de concretar un suicidio. Este estudio es de Kann y fue realizado en el 2016.

Los que me conocen, saben que soy una persona agnóstica porque he sido criada libre, no me bautizaron porque mis padres me respetaban demasiado para elegir por mí una etiqueta que llevaría toda mi vida. Y decidí creer en Dios a mi manera, sorprendiéndome en el camino de cómo diferentes religiones utilizan su nombre para cometer actos llenos de odio e intolerancia. Y esta reflexión, es de una amiga con quien hice un voluntariado y se aplica para quienes se identifican como LGTBIQ+ pero también desean pertenecer a una religión, : “Si Dios nos hizo a su imagen y semejanza, entonces hay una versión de Dios que también es LGTBIQ+”.

Mi mejor amiga es lesbiana, y mis sobrinas de 4 y 2 años la conocen desde que nacieron, ella asiste sin falta a todas las reuniones que hay en mi familia y muchísimas veces he llevado a mis pequeñas a su casa mientras ella y su enamorada estaban ahí. La máxima pregunta que recibí de mi sobrina mayor fue:

  • Tía, ¿Ellas viven juntas?
  • Uhm…No.
  • ¿Por qué?
  • Porque aún viven con sus papás.
  • ¿Y van a casarse?
  • Uhm…sí, espero que sí.
  • Y las dos tendrás vestidos de princesas?
  • Si ellas quieren, sí.
  • *Sonrisa de mi sobrina mientras seguía caminando*

FIN

giphy-7

No se dieron dramas, lo vieron con la normalidad e inocencia que merece la relación de mi amiga, los mismos ojos con los que ven la relación de sus papás, de sus tíos, de cualquier otra pareja heterosexual. ¿Saben por qué? Porque la intolerancia se aprende. La discriminación no es de nacimiento sino cosa de enseñanza.

Todos deberíamos poder, ser libres de expresar afecto, cariño y atracción a quien queramos, sin vernos obligados a aparentar cosas que no somos. Todos tenemos derecho a ser felices, el amor es amor y si estás pasando por un mal momento, por un dificultad descubriendo quien eres o explicándole a los demás con qué te identificas, es una situación temporal y las cosas van a ponerse mejor. Gracias a los diversos medios de internet, las películas, series, estudios, páginas informativas, y todo está logrando la visibilidad que la comunidad merece.

Si naciste en una familia que entendió desde el inicio y consideras que este post es innecesario, te cuento que lo escribí, porque no es lo que pasa en la mayoría de casos.

giphy-6

  1. Hudson-Sharp, N. & Metcalf, H. (July 2016). Inequality among lesbian, gay bisexual and transgender groups in the UK: a review of evidence. Retrieved fromhttps://assets.publishing.service.gov.uk/government/uploads/system/uploads/attachment_data/file/539682/160719_REPORT_LGBT_evidence_review_NIESR_FINALPDF.pdf [Accessed 11/07/18].
  2. Chakraborty, A., McManus, S., Brugha, T., Bebbington, P., & King, M. (2011). Mental health of the non-heterosexual population of England. Journal of Psychiatry, 198, 143–148.
  3. Zietsch, B.P., Verweij, K.J.H., Heath, A.C., Madden, P.A.F., Martin, N.G., Nelson, E.C., & Lynskey, M.T. (2012). Do shared etiological factors contribute to the relationship between sexual orientation and depression? Psychological Medicine, 42(3), 521–532.
  4. Liu, R., & Mustanski, B. (2012). Suicidal Ideation and Self-Harm in Lesbian, Gay, Bisexual, and Transgender Youth. American Journal of Preventative Medicine, 42(3), 221–228.
  5. Marshal, M.P., Friedman, M.S., Stall, R., & Thompson, A.L. (2009). Individual trajectories of substance use in lesbian, gay and bisexual youth and heterosexual youth. Addiction, 104, 974–981.
  6. LGBT Foundation. (2015). Mental Health. Retrieved from lgbt.foundation/information-advice/mental-health/
  7. ONS. (2017). Retrieved from https://www.ons.gov.uk/peoplepopulationandcommunity/culturalidentity/sexuality/articles/lesbiangayandbisexualpeoplesaytheyexperiencealowerqualityoflife/2017-07-05
  8. Bariola, E., Lyons, A., Leonard, W., Pitts, M., Badcock, P., & Couch, M. (2015). Demographic and
    psychosocial factors associated with psychological distress and resilience among transgender individuals.
    Journal Information, 105(10).
  9. Budge, S. L., Adelson, J. L., & Howard, K. A. (2013). Anxiety and depression in transgender individuals: the
    roles of transition status, loss, social support, and coping. Journal of consulting and clinical psychology,
    81(3), 545.
  10. Clements-Nolle, K., Marx, R., & Katz, M. (2006). Attempted suicide among transgender persons: The
    influence of gender-based discrimination and victimization. Journal of homosexuality, 51(3), 53-69.
  11. Committee on Adolescence. (2013). Office-based care for lesbian, gay, bisexual, transgender, and
    questioning youth. Pediatrics, 132(1), 198-203. doi:10.1542/peds.2013-1282
  12. Hatzenbuehler, M. L., Bellatorre, A., Lee, Y., Finch, B. K., Muennig, P., & Fiscella, K. (2014). Structural
    stigma and all-cause mortality in sexual minority populations. Soc Sci Med, 103, 33-41.
  13. Hatzenbuehler, M. L., McLaughlin, K. A., Keyes, K. M., & Hasin, D. S. (2010). The impact of institutional
    discrimination on psychiatric disorders in lesbian, gay, and bisexual populations: a prospective study. Am J Public Health, 100(3), 452-459.
  14. Human Rights Campaign Foundation. (2017.) Post-Election Survey of Youth. Washington, D.C. Retrieved
    from http://assets.hrc.org//files/assets/resources/HRC_PostElectionSurveyofYouth.pdf
    James, S. E., Herman, J. L., Rankin, S., Keisling, M., Mottet, L., & Anaf, M. a. (2016).
  15. The Report of the 2015 U.S. Transgender Survey. Retrieved from Washington, DC: http://www.transequality.org/sites/default/files/docs/usts/USTS%20Full%20Report%20-%20FINAL%201.6.17.pdf
  16. Kann, L., O’Malley Olsen, E., McManus, T., Harris, W. A., Shanklin, S. L., Flint, K. H., . . . Zaza, S. (2016).
  17. Sexual Identity, Sex of Sexual Contacts, and Health-Related Behaviors Among Students in Grades
    9–12 United States and Selected Sites, 2015.
  18. Marshal, M. P., Dietz, L. J., Friedman, M. S., Stall, R., Smith, H. A., McGinley, J., Brent, D. A. (2011). Suicidality and depression disparities between sexual minority and heterosexual youth: a meta-analytic
    review. J Adolesc Health, 49(2), 115-123.
  19. Medley, G., Lipari, R. N., Bose, J., Cribb, D. S., Kroutil, L. A., & McHenry, G. (2016). Sexual Orientation and Estimates of Adult Substance Use and Mental Health: Results from the 2015 National Survey on Drug Use and Health. Retrieved from https://www.samhsa.gov/data/sites/default/files/NSDUHSexualOrientation-2015/NSDUH-SexualOrientation-2015/NSDUH-SexualOrientation-2015.pdf
  20. Nuttbrock, L., Hwahng, S., Bockting, W., Rosenblum, A., Mason, M., Macri, M., & Becker, J. (2010). Psychiatric impact of gender-related abuse across the life course of male-to-female transgender persons. Journal of sex research, 47(1), 12-23.
  21. Olson, K. R., Durwood, L., DeMeules, M., & McLaughlin, K. A. (2016). Mental health of transgender children who are supported in their identities. Pediatrics, 137(3), e20153223. doi:10.1542/peds.2015-3223
  22. Perez-Brumer, A., Hatzenbuehler, M. L., Oldenburg, C. E., & Bockting, W. (2015). Individual-and structurallevel risk factors for suicide attempts among transgender adults. Behavioral Medicine, 41(3), 164-171.
  23. Reisner, S. L., Vetters, R., Leclerc, M., Zaslow, S., Wolfrum, S., Shumer, D., & Mimiaga, M. J. (2015). Mental health of transgender youth in care at an adolescent urban community health center: a matched
    retrospective cohort study. J Adolesc Health, 56(3), 274-279.
  24. Ryan, C., Russell, S. T., Huebner, D., Diaz, R., & Sanchez, J. (2010). Family acceptance in adolescence and the health of LGBT young adults. J Child Adolesc Psychiatr Nurs, 23(4), 205-213.
  25. Seelman, K. L. (2016). Transgender Adults’ Access to College Bathrooms and Housing and the Relationship to Suicidality. J Homosex, 63(10), 1378-1399.

Ansiosa YO?

Vivir con ansiedad no es como lo vemos en las películas, ver a alguien respirar un poco agitado y comiéndose las uñas o moviendo sus piernas nerviosamente. Vivir con ansiedad en la vida real es escuchar todo el tiempo a los demás decir: “Pero no te preocupes” o el típico: “No es para tantooo”…”Hay personas que lo tienen mucho peor y no se quejan”.

giphy

Quien no lo ha vivido, probablemente nunca lo entienda. Quien nunca lo ha experimentado incluso puede creer que la ansiedad es a voluntad. Claro…como si nos gustara tener el corazon acelerado y no poder disfrutar de la vida como quisiéramos, por tener pensamientos recurrentes que nos causan temor.

Porque quienes sufren de ansiedad, seguramente disfrutan no dormir, pasarse la noche en vela pensando en eso tan “insignificante” (Para los demás). Porque obvio, es lindo hiperventilarse del miedo que se llega a sentir en medio de un ataque. Y no olvidemos lo bien que se siente el sentir cómo cada célula de nuestro cuerpo se paraliza cuando vamos a explotar de la ansiedad.

giphy-1

ERROR. Todo lo descrito arriba es pura bullshit.

Aquí algunas verdades sobre la ansiedad:

  • Es un trastorno válido y reconocido, tener ansiedad es como tener cualquier otra condición de salud: como asma o migrañas.
  • Es una preocupación que puede salirse de proporción y es generada por un estímulo (a veces difícil de reconocer).
  • Es incapacitante, pues en ocasiones genera que hayan algunas actividades para las que sientas que estás limitado. Está bien, es temporal…no por eso eres flojo o menos capaz.

giphy-2

  • Existen triggers que pueden desencadenarla, como paciente es importante descubrir cuales son y evitarlos si no nos encontramos en un buen momento.
  • Si no te sientes cómodo con decirle al mundo que sigues tratamiento o terapia para sobrellevar la ansiedad, NO LO HAGAS! Llegará el momento en el que te sientas listo y se dará naturalmente.
  • La Ansiedad es como vivir en un estado de Superalerta.
  • No hay nada peor que estar en una situación en la que sientes que TIENES que aparentar que nada está pasando, pero sólo quieres salir corriendo.

giphy-3

  • Las personas que te quieren y te aprecian estarán ahí para ti, más allá de cualquier desequilibrio de neurotransmisores. Eres más que un diagnóstico, eres una persona valiosa.
  • Los pensamientos rumiantes sobre algo que hicimos “mal” en el pasado o sobre futuros inciertos, pueden ser inevitables, pero también con el tiempo aprenderás a reemplazarlos por ideas que te hagan sentir más tranquilo.
  • Es  importante aceptar que tienes un diagnostico médico, buscar ayuda es el primer paso hacia el bienestar y tú mismo debes reconocer el momento, verás que muchos de tus seres queridos van a darte el soporte que necesitas.
  • Si te han recetado medicación, tómala así ya sientas que estás estable, es tu médico quien va a gradualmente disminuir la dosis para evitar recaídas. Tampoco te automediques o tomes más de lo que te han indicado, puedes generar resistencia al medicamento y necesitar cada vez más para que haga efecto.

giphy-4

  • Pensar en el futuro de manera catastrófica, es algo que probablemente hagas…pero siempre repitete que por más que lo pienses durante horas, no podrás tener control absoluto de la situación.
  • Como todos, tendrás días buenos y días malos.
  • A veces la ansiedad hace que te aísles de tu grupo de amigos porque sientes que no te entienden. Te recomiendo encontrar una sola persona en la que sientas que puedes confiar, para contarle tu experiencia y sentirte acompañado.
  • No te preguntes ¿Por qué a mi?. No rechaces lo que te tocó vivir, toda tu experiencia es valiosa.

giphy-5

Y si algún individuo por ahí no entiende de lo que estamos hablando, explícaselo con manzanas así: “Decirle a alguien con ansiedad que se calme, es como decirle a una persona con epilepsia que deje de convulsionar”.

No minimicemos nuestros trastornos. Son igual de válidos que las condiciones físicas.

PD: Aquí va mi tip máximo, que en realidad es muy tonto pero de todas formas lo pondré, me sirve mucho poder reírme de mi misma, sigo mil paginas en instagram sobre memes de salud mental y me siento identificada pero sin sentir que lo ridiculizan. También me ha ayudado etiquetando en estas páginas o memes a amigos que no me entendían, y fue una forma didáctica de lograr que comprendan cómo me siento.

PD2: Gracias por todas sus preguntas y sugerencias en la página de instagram. Juntos todos podemos hacer un lugar más amigable para las personas con desordenes mentales como yo.

giphy-6

 

MMXVIII

Si me preguntan lo que pensé el 01/01/2018 sobre los siguientes 364 días que viviría, ni en mis mejores sueños y posibles escenarios, era tan feliz. Definitivamente, esta vez la realidad ha superado la ficción y he aprendido que todo cambia de una manera imposible de proyectar.

Usualmente, me gusta tener las cosas planificadas (sino miren mi Excel de gastos proyectado hasta el 2025)  y considero que es una forma saludable de mantener el control (debido a mi pequeño hobbie de comprar cosas que no necesito) pero al mismo tiempo, creo que el Máster Of Puppets del universo que todo lo sabe desbloquea algunos niveles según las decisiones que tomamos, que pueden alejarnos de nuestro plan, para hacernos crecer. Salirse del camino…no siempre está mal amigos.

giphy

Puedo contar Enero, Febrero y Marzo como meses que pasaron sin pena ni gloria. La verdad es que lo único que puedo recordar de ese momento es que sólo fui a la playa una vez, ninguna con mis sobrinas, lloraba 5 veces a la semana y sentía que todo me salía mal (probablemente todo me salía mal).

Luego, vino el mes de mi cumpleaños. Digamos que tampoco fue algo extraordinario, pero fue el mes en el que decidí bajar de peso. Empecé muy torpemente, haciendo dieta dos días y al tercer día yendo por una salchipapa con todas las cremas…pero al menos tenía la idea en la cabeza. Para mi talla, no es saludable pesar 67 kilos y mucho menos no realizar ninguna actividad física.

giphy-1

En Mayo, las cosas no mejoraron demasiado, excepto por una noticia que me sacó lágrimas de felicidad… luego de haberlo deseado por tanto tiempo, una de mis mejores amiga estaba embarazada,. Cuando escuché sus palabras era inevitable contener todas las emociones mezcladas que sentí. Y sí, a partir de ahí mi año empezó a ponerse mejor.

En Junio comprobé que mi mejor amiga, sería mi mejor amiga por los siglos de los siglos, amén. Fue ella, quien luego de muchos esfuerzos, cigarros en mi jardín y jalones de oreja, empezó a enseñarme una nueva palabrita que yo desconocía: SOLTAR.

giphy-2

Dejar ir viejos hábitos a los que estamos atados es difícil, mucho más para mí que ODIO LOS CAMBIOS, pero es necesario para no deteriorar nuestra salud mental. Estas emociones negativas se convierten en un peso que llevamos mientras caminamos por la vida, eventualmente el peso hará que nos cansemos y dejemos de avanzar.

En Julio retomé la idea que tenía de bajar de peso y fue ahí cuando empecé a tomármelo en serio. Además, encontré nuevos amigos y retomé algunos amigos con los que ya no hablaba nunca. Empecé a preocuparme por cosas que había dejado de lado (porque pensé que no eran importantes)…cosas como: YO MISMA.

En Agosto, pasó algo increíble. Luego de 15 años de vivir en mi casa (Aún en mi cerebro es mi casa) me mudé a otro lugar con mis papás. La verdad es que esto no fue taaaan bueno para mí, mi familia es muy numerosa y estoy acostumbrada a llegar a casa y siempre tener a quién abrazar si he tenido un mal día, cenar acompañada, ver correr por todos lados a mis sobrinas, escuchar risas fuertes y dejar cosas en la refri para regresar y obviamente JAMAS volver a verlas (Sibling Problems). Así que luego de salir del trabajo, era un poco deprimente para mí no tener con quien hablar (Si me conoces en persona, seguro sabes que el burro de shrek es menos hablador que yo)…entonces me tomé en serio lo del ejercicio y me dediqué a eso para llenar mis vacíos emocionales. (Y bajé 19 kg)

giphy-3

La verdad es que setiembre fue un mes muy confuso, en setiembre pasaron más cosas que en todo el año creo. Fui al médico y me dijeron que tenía un nuevo tumor pequeñito. Cometí muchos errores esta vez, fui sola a la consulta, no almorcé, fui manejando…entre otros. Por suerte, llegaron mis hermanas al rescate y aunque cada una me invitó a su casa para que pueda recuperarme de la noticia, quise estar sola.

Sola, que raro que yo quiera eso. Pero así fue, estuve totalmente sola las horas siguientes. Me comí dos litros de helado y por supuesto que maldije mi suerte, pensando en por qué tenía que revivir algo que ya había superado, ¿Por qué yo? Los días siguientes, no me levanté de mi cama ni para tomar agua. Lo único que me hizo sonreír ese fin de semana, fue ver a mis sobrinas. Historia de mi vida.

giphy-4

Los días siguientes de ese mes fueron difíciles. Entre tanto barullo…creo que el destino quiso decirme: Yaya deja de quejarte! Y me mandó una distracción interesante (o al menos eso pensé al inicio). Al final de Setiembre, empecé a ver las chicas del cable y esta serie tuvo tanta repercusión en mi vida que me corté en cabello a la altura del mentón…CON MIS PROPIAS MANOS. (Estoy segura de que  mis papás pensaron que necesitaba medicarme de nuevo)…Y la verdad es que puede que haya tenido un breakdown como cuando Britney se rapó, pero luego me recuperé y continué mi vida con mi nuevo pelo.

giphy-5

En fin, Octubre fue todo lo contrario a Setiembre. En ese mes, sin duda hubo más risas que en todo el 2017. Mi cabeza estuvo tan llena de cosas buenas y divertidas, que dejé de pensar en la posibilidad de morir (esta es la idea recurrente de mi TEPT). Empecé mi diplomado de coaching y enfrenté una situación que arrastraba hace años. Corrí acompañada, me fui a dormir casi todos los días sonriendo y me desperté igual. Dejé de sentir que todo me salía mal.

En noviembre hice cosas infinitamente inusuales para ser yo: Fui al teatro, fui a la playa, comí el mejor chifa de mi vida, rompí un vaso, trepé un árbol luego de mucho, corrí 8k…y muchas cosas más. La verdad es que solo de recordar todo lo que hice, sonrío como tonta. Hasta noviembre del 2018, me había dedicado a renegar de las cosas malas que he narrado por aquí (y probablemente más cosas malas que no narraré) siempre quejándome y cuestionando POR QUÉ. En noviembre, los astros se alinearon y me respondieron AL FIN: para que seas quien eres ahora.

giphy-6

Y si no fuera quien soy ahora, estaría rodeada de personas tan maravillosas? Podría ofrecerles a estas personas maravillosas la mejor versión de mí? No creo. Así que sólo me quedó decirle a quien quiera que me había puesto tantas situaciones difíciles juntas: GRACIAS.

Diciembre aún no termina, pero todo va muy bien. Pronto tendré otra cita médica de control, pero ya no me preocupa. El morir, ya no me preocupa…pero sí quisiera que la muerte demore, porque al fin, siento que vivo. Porque al fin, tengo planes que me emocionan.

Suelten, tener las manos ocupadas con el pasado…hace que no puedan sostener el presente.

Resultado de imagen para let go rope

El Miedo

Todo el tiempo desde que creé el blog, he hablado del miedo que sentía de estar enferma. Así que solo imaginen mi cara cuando nuevamente me encontré en el consultorio de un doctor diciéndome que mi peor pesadilla, se había vuelto realidad. Para no darle importancia al tema, súper “valiente” yo…decidí ir sola a la consulta. Estuve tan nerviosa antes de entrar que no comí nada, ni de desayuno ni de almuerzo. Muchas personas se ofrecieron a acompañarme pero como siempre yo sólo hacía bromas evitando el tema. (Lorena siendo Lorena)

giphy4

Las bromas se acabaron hace dos semanas, cuando cerré la puerta del consultorio detrás de mí…mientras mis ojos se nublaban, no sé si por el hambre o por lo que acababa de escuchar. Me arrepentí de no tener nadie a quién salir y abrazar en ese momento. Me senté en la sala de espera antes de manejar y pensé en lo desafortunada que me sentía. El la suerte que no tenía, en que pensé que todo se había terminado en el 2016 y ya había pasado una serie de eventos desafortunados que me ayudaron a crecer pero no quería repetir. Tuve miedo.

Me gustaría decir que me paré y me fui a mi casa recuperada y segura de que iba a estar bien, me encantaría no tener que contarles que me arrastré hasta el carro y manejé planeando qué flores quería para mi velorio. Pero yo no puedo mentir en este post.

giphy5

La verdad es que fue un día terrible. Llegué a casa y no había nadie, así que me senté en mi cuarto mirando todo lo que me rodeaba. No tenía hambre aunque llevaba el día entero sin comer, pensé en cómo en los últimos tres meses no había comido muchas de mis cosas favoritas para bajar de peso y ahora me importaba 5 rábanos, ni que me fueran a enterrar en bikini. Pedí la comida más grasosa que pueden imaginarse y me serví un litro de helado luego de eso.

giphy6

Trataba de asimilar (sin mucho éxito) lo que acababa de pasar, quería sentirme acompañada pero al mismo tiempo me ponía nerviosa ver que me llamaban o escribían preguntando cómo me había ido. Me quedé dormida de tanto llorar, al día siguiente cuando abrí los ojos, María Paz fue lo primero que vi. Llevé a mis sobrinas a casa de mi mejor amiga, quién sabía todo lo que estaba pasando pero como 15 años de amistad no pasan por las puras, no me preguntó ni una sola palabra cuando me vio, se preocupó más por hacerme sentir feliz y tranquila mientras Mica y María Paz jugaban.

IMG-20180908-WA0049mpmc

Ese sábado pasó volando, del agotamiento emocional (Creo) me dormí a las 7 pm y desperté el domingo.

Abrí los ojos e inmediatamente pensé que dos días habían sido suficientes para dejar de sentirme mal conmigo misma por lo que estaba pasando. Nadie está seguro de cuántos días de vida le queden pero esos dos para mí, fueron los peor desperdiciados. No me habían dado una sentencia de muerte ni había escuchado palabras que no haya oído antes, nada de lo que no me haya recuperado antes.

Y sentí que de verdad, había mejorado. WTF, Si acabas de decir que te dieron una mala noticia. Puede sonar paradójico porque acabo de decirles que recibí una noticia no muy buena de mi salud física, pero mi salud mental estaba mejor que en el 2016. Porque esta psicóloga con TEPT, hubiera terminado en emergencia por un ataque de pánico, o probablemente en una sala donde puedan hacerme resonancias, rayos X, ecografías y demás para descartar cualquier otro problema. Porque no hubiera podido ir el lunes a trabajar del propio miedo que sentía. Porque la última vez me tomó tres meses recuperarme de la noticia de mi tumor, esta vez me tomó 2 días.

giphy8

No quiero decir que las semanas siguientes fueron fáciles, no lo fueron. Pero pude retomar mis actividades pronto, fui a trabajar, pude dormir, comí mucho e incluso hice ejercicio. Por momentos venían pensamientos desagradables a mi cabeza, mis ojos se llenaban de lágrimas o quería correr al centro hospitalario más cercano…pero no lo hice.

Y hoy, casi tres semanas después puedo decirles que sigo teniendo miedo, que siento ansiedad de no saber lo que va a pasarme…pero también me siento feliz de que esta vez no tengan que operarme y solo sean monitoreos cada tres meses, me siento afortunada de que existan todas las personas que me preguntaron cómo me fue ese día, de todas las buenas vibras que recibí. Y aunque mi mente fue a mil por hora y hasta planeé lo que quería que diga mi obituario en el periódico, no estoy internada en un hospital psiquiátrico, sino estoy viviendo un día a la vez.

giphy7

Así que esta vez, estoy agradecida y no hay día en el que no sonría, a pesar del miedo.

Amor de verdad.

Nos pasamos la vida entera buscando nuestra “media naranja” como si estuviéramos incompletos. Pero la verdad es que no lo estamos, ni necesitamos que venga otra persona a “hacernos felices”. Hemos visto demasiadas comedias románticas donde con un beso apasionado todo se arregla y los problemas desaparecen REALITY CHECK: Eso no pasa.

giphy1

Pero hay algo muchísimo más importante que el amor romántico, y es el amor propio. Ese que sentimos hacia nosotros mismos, que nos hace sonreír cada que nos vemos al espejo (Pantalla negra de la tele, cuando abrimos de casualidad la cámara frontal del celular, etc) . No tenemos por qué seguir el patrón de belleza impuesto por la sociedad para poder sentirnos a gusto con cómo nos vemos. Por ejemplo: Cada vez que pongo fotos del progreso que con mucho esfuerzo he logrado para poder bajar de peso, recibo mensajes diciéndome que “debería quererme como soy”. Y no, no tiene que ver con que sólo me quiero si estoy flaca, tiene que ver con sentirme bien siendo yo.

giphy

Pero más importante que eso, me siento bien siendo yo, por como soy por dentro (No amigos, la balanza no determina mi valor). Porque no hay en el mundo otra persona igual a mi (Ni a ti, ni a nadie). Todos somos únicos y ese es nuestro súper poder. A veces nos olvidamos de nuestras virtudes, la rutina nos hace dejar de disfrutar las pequeñas alegrías que hay en cada día.

giphy2

Por eso decidí escribir este post luego de haber estado desaparecida del blog por meses, porque me parece una iniciativa increíble, recordarnos quién es la persona más importante en nuestras vidas: nadie más que nosotros mismos. Lo mejor del reto es que tiene actividades que nos enriquecerán no solo mentalmente, sino también están enfocadas en nuestro espíritu y bienestar físico. Este challenge no fue creado por mi sino por Pía y Camila, les dejo el link aquí.

giphy3

Deja de buscar, la única persona que puede hacerte feliz, es la que ves reflejada en el espejo, sonriéndote. No hay nada más importante que el amor propio…porque aunque suene cliché, ¿Cómo podría alguien más querernos si nosotros mismos no nos vemos lo bueno? Pero no lo hagas sólo para que alguien te quiera…hazlo porque la relación más larga y estable que tendrás en tu vida, será contigo mismo…Y créanme, hay más cosas buenas en nosotros, de las que nos damos crédito.

PD: Para poder compartir todos los posts no se olviden de usar el HT: #30diasdeamorpropio

¿Por qué Psicóloga con TEPT?

Porque ese fue mi diagnóstico. Trastorno de Estrés Post Traumático, esas fueron las palabras que usaron para englobar todo lo que sentía. Lamentablemente casi nadie conoce de esta enfermedad, es poco común y no recibe tanta exposición como la depresión o la ansiedad.

giphy7

Por eso, como hoy es el día nacional para crear conciencia sobre la existencia del trastorno en Estados Unidos (lamentablemente en nuestro país es una enfermedad que no se toma en cuenta), se me ocurrió escribir esta entrada. Describiendo exactamente qué fue lo que sentí cuando estaba en mi peor momento.

Después de que ocurrió mi “desencadenante”, es decir el evento al que estuve expuesta y que sentí amenazaba mi vida, fue que comenzaron los síntomas. No podía dejar de pensar en lo que me había pasado, revivía cada segundo. Cada que pasaban flashbacks en mi cabeza, era como vivir en un sueño pero no había forma de despertar. Escuchaba en mi mente al doctor repetir “Tienes un tumor”, “no sabemos si es benigno”, “puede haber migrado a tu colon” escuchaba eso más veces de las que podía contar. Y por esos microsegundos en los que mi mente divagaba en los oscuros recuerdos, me desconectaba de lo que estaba viviendo. Vivía en los recuerdos, sin prestarle atención a lo que ocurría en el presente.

2959303bc353a7faf0e0b665b1f8eb83

Yo no quería recordar, yo quería volver a vivir la vida que tenía antes. Yo no quería ser Psicóloga con TEPT, yo sólo quería ser Lorena. Yo quería trabajar concentrándome, quería dormir sin angustia, quería entender que no se repetiría lo que me había pasado, que no había más tumores en mi cuerpo.

Para mí, cuando comenzó mi trastorno era como darle play a una película de terror donde yo era la protagonista que sólo repetía la escena una y otra vez. No sólo sentía ansiedad de lo que podía pasar en el futuro de manera incierta, porque muchas personas me decían: pero no va a pasar nada…y yo sólo pensaba “YA PASÓ Y PODRÍA VOLVER A PASAR”.

Dejé de ser racional, empecé a tener síntomas físicos y fijaciones con ciertas enfermedades. Escuchaba que alguien había tenido cáncer de esófago y desde ese momento me costaba pasar los alimentos, hasta tenía sensación de dolor o presión, todo totalmente inconsciente e involuntario.

Tuve muchos problemas por irritarme por cualquier cosa, generalmente siempre fui una persona impulsiva pero las reacciones que tenía se escapaban de mi control, era como ver a una actriz con mi cara, viviendo mi vida, pero ERA YO. Empecé a tener respuestas agresivas, y el tiempo en el que no me la pasaba estando enojada, me la pasaba aterrorizada de lo que podía pasarme. Deseaba con todo mi corazón que todos esos pensamientos se vayan de mi cabeza pero por mucho esfuerzo que le ponía, cada día me sentía peor.

7a66fc1f90bbe05fa5d36090b44cc725

Mi pasado es una armadura que no puedo quitarme, no importa cuantas veces me digan que la guerra ya terminó.

No quiero darle un final “bonito” a este post, aunque sí lo tuvo. Lo único que quiero es exponer que la salud mental no sólo es hablar de Depresión o Ansiedad, hay diagnósticos de los que nadie habla por miedo, por estigma, porque son poco comunes o no sé por qué. Pero hoy yo quise hablar de esto, no quiero dejar de ser psicóloga con TEPT, mi diagnóstico y todo lo que superé me convirtió en la persona que soy. Yo no quiero volver a ser la antigua Lorena, ahora amo ser yo.

giphy8

Cosas que pasan cuando empiezas tu terapia por un problema de salud mental

Los primeros días no son tan sencillos como parecen. Menos cuando estás bajo el efecto de clonazapam/alprazolam/derivados.

Tus amigos te miran raro cuando sales del closet, o sea les cuentas. Seguro que no se lo esperaban, cierto? Pero si tú siempre estabas tan bien! No me vieron llorar en el baño. Pero como son tus amigos y te quieren, te entienden. Y los que te juzgan…pues queridx date cuenta no son tus amigos.

giphy

Empiezas a dormir mejor, y no sabes si por las pastillas o por la tranquilidad. Pero hace mucho no dormías en paz, no te relajabas de esa forma…y despertabas al día siguiente sintiéndote mejor. A veces, el no dormir bien tiene más repercusiones de las que creemos…porque nos hace estar de mal humor gran parte del día.

giphy1

 

Tu apetito se regula, porque estabas comiendo hasta reventar o por el contrario…podías pasarte días en blanco. A mí me pasó lo segundo, no comía mucho pero era inconsciente, me ponían al frente una tabla de makis y la verdad es que no me daban muchas ganas de probarla. Es en este punto donde empiezas a darte cuenta de que de puedes volver a sentir que disfrutas de algo tan simple como comer!

giphy2

Te puedes empezar a concentrar en algo que te interesa, sin que ideas negativas vengan a tu mente. Al fin! Para mí, esto fue una salvación, pues en mi trabajo tengo que tipear nombres, DNIs, y otros datos sensibles que empecé a hacer mal antes de medicarme. Pero poder volver a dedicarme a eso sin equivocarme tanto fue un gran paso.

giphy3

Esperas emocionado tu siguiente cita con el Psicólogo o Psiquiatra para contarle cómo te has estado sintiendo. “Es que Doc. No sabe lo bien que he estado. Gracias!”. Es satisfactorio para ambas partes saber que lo que están haciendo está funcionando.

giphy4

Empiezas a hacer planes a futuro nuevamente, con ilusión. Algo que me pasó mucho a mí, fue que no podía proyectarme, pensé que me quedaría toda la vida estancada en donde estaba…me podían regalar un pasaje a Disney todo pagado y ni por error me alegraba. Pero luego de un tiempo en tratamiento, me sentí capaz de hacer planes para cuando ya esté “bien”.

giphy5

Lo más importante que me pasó a mi: vuelves a disfrutar de la vida y de todo lo que te gustaba hacer…hasta descubres cosas nuevas que te gustan. Recuerdo cómo una vez me senté a ver a la gente pasar, no notaba ninguna preocupación en ellos y sólo pensaba “Que suerte, ellos no tienen cáncer como yo, ellos no se van a morir como yo”. Pues la verdad es que ni yo me iba a morir ni tenía cáncer, pero sólo la idea no me dejaba disfrutar mi vida.

giphy6

 

PD: Si aún no has llegado ahí, ten paciencia y buen humor, pero yo, que lo he vivido…te digo que es posible dejar de sentirte como si te hubiera atropellado un camión…para empezar a sonreír de nuevo.